Habitaciones para mirar

HABITACIONES PARA MIRAR
Remedios Zafra

Hay habitaciones más hermosas que las heridas
Hay habitaciones que os parecerán banales
Hay habitaciones de súplicas
Habitaciones de luz baja (…)
Louis Aragon (Todas las habitaciones de mi vida)

Imaginen “un cuarto como miles de cuartos con una ventana que, cruzando los
sombreros de la gente, las camionetas y los automóviles, da a otras ventanas; y encima
de la mesa del cuarto”1 cambiaremos aquí la hoja de papel en blanco sobre la mesa,
(según la escena modelo descrita por Virginia Woolf), por una pantalla en principio
también en blanco, un ordenador conectado a la red y un mensaje, mejor dicho, una
pregunta: “¿qué veo en la pantalla?”. Imaginen la misma pregunta, la misma pantalla, el
mismo cuarto, simulado en un museo.

Continuar leyendo.

Sobre raquel