Archive for the ‘Ejercicio 29: Steiner, una dificultad’ Category

Ejercicio 29: Steiner, una dificultad

16 March 2010

Director: Jon Mikel Euba

Lugar de realización: Estudio proforma

Invitada especial: Azucena Vieites

He comenzado a transcribir extractos un libro de Steiner —Fundamentos de la educación Waldorf 1. El estudio del hombre como base de la pedagogía— para, a partir del mismo, plantear este ejercicio. Cuando percibo el tiempo que resta para iniciar el PRIMER PROFORMA, me doy cuenta de mis primeros errores técnicos: el acto de la transcripción se concentra demasiado en el fondo —en el contenido—, no hay placer en el proceso y además mi impaciencia no esta tomada en consideración como un factor.

La consecuencia primera de esta consciencia ha sido acortar el proceso: resulta mas práctico fotocopiar todo lo que en el libro haya sido subrayado.  Al fotocopiar las páginas del libro de Steiner seleccionadas y, a la vista del volumen que alcanzaba, pensé que aún así no tenía tiempo para hacer todo lo que quería en relación al planteamiento de este ejercicio. Entonces  recordé una anécdota que contaba John Cage acerca de cómo se le ocurrió la Composición para el piano preparado en 1938.

Siempre se ha considerado que la importancia de dicha pieza debía residir en el hecho de haber transgredido los usos de un instrumento de larga tradición; es decir, desde el resultado, como si fuera el producto de una estrategia para conseguir un fin. Una visión muy común, pero confundida y, sobre todo, castrante.

El hecho es que a Cage le propusieron que escribiera una pieza musical para una coreografía. Comenzó a trabajar en la música con el instrumento que tenía en ese momento a mano, un piano. Dos días antes del estreno quedó con la coreógrafa para ver la pieza. Horrorizado descubrió que la pieza requería, sin lugar a dudas, de una música realizada con percusión. Volvió a casa agobiado por la imposibilidad de disponer de percusión, además solo disponía de dos días. Su reflexión fue: “yo no tengo la culpa de nada, yo he estado trabajando en mi música y la coreógrafa en su coreografía, ¿cual es el problema?”.  La respuesta fue: “el piano”. Se dirigió a la cocina cogió unos botes y otros objetos los introdujo bajo las cuerdas del piano, tocó su pieza y al escuchar el sonido supo que estaba en el camino adecuado. A partir de ahí, fue seleccionando qué objetos utilizar y puliendo el modo de fijarlos. El resto es historia.

Pensar bien como lo hizo Cage en aquella ocasión resulta muy difícil, pero las consecuencias de la transmisión de la experiencia de este modo, casi banal, empodera a quién lo escucha, ya que no se trata de ser inteligente, sino de pensar adecuadamente.

Con las páginas fotocopiadas del libro de Steiner, objeto de este ejercicio, me queda calcular cuanto tiempo me resta, localizar en cada fase del proceso donde se puede estar produciendo un problema y solucionarlo.

Este ejercicio se puede ver como una cuenta atrás.

“El estilo es el resultado de una obligación llevada a cabo en un tiempo determinado”.

españolenglish