Archive for the ‘Ejercicio 16: MáquinaL (Family Plot)’ Category

Ejercicio 16: MáquinaL (Family Plot)

27 February 2010

Director: Txomin Badiola

Lugar de realización: Estudio proforma

Cuando se habla de que ciertos asuntos traumáticos, circunstancias dolorosas, temas sucedidos en el seno de una familia y nunca totalmente resueltos, reaparecen en generaciones siguientes totalmente inapercibidos como si de una enfermedad genética se tratara, es difícil reprimir una sonrisa condescendiente de incredulidad. Hablar de una memoria genética que afecte a los comportamientos más allá de la fisiología o del aprendizaje, no es fácil de aceptar. Cuando se desarrolla una terapia como las constelaciones familiares que abordan la curación de problemas actuales en base a la asunción de estas premisas, no cabría esperar gran cosa de ella.

Las constelaciones familiares abordan un problema individual en el marco de una representación de lo social, encarnado en un grupo de extraños, que tiene que ver con el ritual, con la canalización de energías o estados tensionales que se liberan a través de una especial y bien pautada dramaturgia basada en relaciones espaciales y configuraciones formales. Independientemente de que su trasfondo teórico pueda ser muy cuestionable, su desarrollo en un ritual a través de la asunción de lugares simbólicos en una representación tiene como experiencia individual y colectiva un valor en sí misma.

El ejercicio pretende conectar una leyenda —la del Laocoonte— que puede presentar caracteres arquetípicos (sus personajes, sus acciones, sus versiones, sus autores, sus influencias, sus textos, sus obras literarias, escultóricas, etc.) traducida en una especie de historia familiar (padres hijos, tíos, madres, abuelos, conflictos, secretos, traiciones, culpas, pecados, etc.) con asuntos más vinculados a las problemáticas particulares, y utilizar los rituales de la constelación familiar, realizada por un profesional, para obtener una representación espacio-temporal de  tal conexión. A estos efectos se contará con el terapeuta Iam Agorria que ejercerá como facilitador desde la perspectiva experimental que el propio ejercicio impone.

A la totalidad de los voluntarios se les facilita una historia y se les solicitará su participación intentando encontrar dentro de sí mismos anclajes entre dicha historia y acontecimientos de su propia vida. Esto deberá concluir en una pregunta o una petición que ataña tanto a sí mismos, como a la historia de partida.

Con esta pregunta se pondrán en marcha sucesivamente cada una de las constelaciones familiares de los voluntarios que así lo soliciten. Cada vez que en la constelación se haga una atribución de roles —padre, madre, hijo mayor, hijo menor, tío, abuela, etc—, el participante en cuestión será portador de signos, textos o imágenes en su indumentaria que actúen como líneas de fuga de la propia constelación.

A efectos del ejercicio, interesa más la dinámica corporal que el contenido. El registro intentará desviar la atención sobre la naturaleza del evento desterritorializándola hacia lugares ambiguos, hacia espacios de referencias cruzadas, hacia un mundo suspendido. El registro nunca deberá documentar una constelación sino aprovechar las imágenes que la constelación provoca. Una cámara prestará atención únicamente a los microeventos corporales, otra se centrara en los desplazamientos y una tercera, por ejemplo, en los agrupamientos. El objetivo del registro consiste en la creación de un material, a partir del cual no sea inmediato colegir que se trata de una constelación familiar.




españolenglish