dans © 2012 admin. All rights reserved.

María Antonia Dans

MARÍA ANTONIA DANS
(Oza dos Rios, A Coruña, 1922-Madrid, 1988) se forma en la Escuela de Bellas Artes de A Coruña y a principios de los años cincuenta se traslada a vivir a Madrid, donde obtendrá un éxito notable como pintora. Calificada a veces de costumbrista o naïf, su pintura abarca varios géneros (paisajes, bodegones, marinas), aunque demuestra un interés particular por retratar el mundo del trabajo femenino: las campesinas, las vendedoras, las madres o las bordadoras son las protagonistas indiscutibles de sus cuadros. Si bien evitó definirse como feminista, manifestó públicamente en reiteradas ocasiones su disconformidad con la desigualdad sexual y la explotación de las mujeres.

El Encuentro o Vendedoras 1965
Óleo sobre lienzo
89 x 115 cm
Colección Galería Montenegro
Calificada a veces de costumbrista o naif, la pintura de María Antonia Dans posee un subtexto protofeminista que ha sido ignorado por la crítica. La artista gallega demuestra un interés particular por retratar el mundo del trabajo femenino en la Galicia rural. El encuentro describe la conversación entre dos mujeres apostadas frente a un puesto de venta de telas: el cuadro nos habla así no solo del protagonismo de las mujeres en ciertos sectores de la economía informal, sino también de las redes de apoyo y formas de sociabilidad femenina en las que se basa gran parte de la supervivencia diaria en el mundo rural.

Mujer en el umbral 1975
Óleo sobre lienzo
46 x 55 cm
Colección privada
En Mujer en el umbral María Antonia Dans nos habla del trabajo diario, invisible y no remunerado, que realizan las mujeres rurales en el hogar. La jamba de una puerta divide el cuadro en dos mitades: a un lado, reposa un cesto de ropa preparada para ser lavada o tendida; al otro, una mujer, de espaldas al espectador, sostiene una escoba en la mano, mientras se apoya en el quicio de una puerta que se abre a un interior en sombra. La soledad de la escena, la despersonalización de la protagonista, cuyo rostro no podemos ver, y la oscuridad que se adivina en el interior de la casa proscriben una lectura amable o costumbrista de la obra.

Deja un comentario

Your email address will not be published.
Required fields are marked:*

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>